Leonardo Azcona, un vecino de Torrelodones (Madrid), emprendedor a sus 83 años. Aparejador jubilado, tenía desde hace tiempo una idea en la cabeza para mejorar la seguridad en las rotondas, después de muchos días de trabajo y diseños para lograr un mbordilloscarreterasseguridad vialemprendedorrotondasglorietasMadrid, 04 de febrero de 2020                         
 

Si no visualizais correctamente este correo, clicad aquí


patente española para la mejora de la seguridad vial


bordillos

carreteras

seguridad vial

emprendedor

rotondas

glorietas

Madrid, 04 de febrero de 2020

Leonardo Azcona, un vecino de Torrelodones (Madrid), emprendedor a sus 83 años.

 Aparejador jubilado, tenía desde hace tiempo una idea en la cabeza para mejorar la seguridad en las rotondas, después de muchos días de trabajo y diseños para lograr un molde de madera, pudo encontrar la solución, había logrado un modelo único para iluminar las glorietas y aumentar la seguridad vial en puntos negros de nuestras carreteras.

Leo (como es conocido en su entorno) convenció a sus 6 hijos de la eficacia del invento para que le apoyasen y lo patentaran, primero a nivel nacional y luego internacionalmente, ya que las rotondas es un recurso de ordenación del tráfico que ha tenido un impresionante crecimiento a nivel mundial.

Su proyecto estuvo seleccionado como finalista para el “V premio emprendedores y seguridad vial” de la fundación Línea Directa.

La solución; un bordillo construido en hormigón armado de un metro de largo en cuyo interior hay un hueco de 43 centímetros. En él se instalan unas luces led dotadas de hasta 20 colores distintos. Para que sea visible y a la vez resistente, se le coloca un policarbonato. De esta forma, se permite que los vehículos —incluso los camiones y autocares— puedan pasar por encima sin romperlo.

Una vez que tuvo las dimensiones e ideó su diseño final, Leo acudió a una carpintería de la localidad en la que le hicieron los moldes en madera. Así pudo fabricar las primeras piezas. El proceso se ha industrializado y ahora lo hacen en una fábrica especializada.

La instalación es rápida y sencilla, entre dos y tres días y no requiere de obras previas, ni de rebaje de la calzada o sustitución de los bordillos originarios, basta con pegarlo resinas de alta resistencia a los bordillos existentes

 “En España hay unas 40.000 rotondas y en muchas de ellas se producen accidentes. Si se instalan estos bordillos el conductor ya sabe que se está acercando a una glorieta y puede reducir la velocidad. Serían mucho más efectivas en las carreteras que no están iluminadas”, reconoce el vecino de Torrelodones

De momento, ya tiene instalados sus bordillos luminosos en rotondas de varios municipios de Madrid, primero en Torrelodones, que creyeron en este sistema para iluminar dos de sus principales rotondas, luego Humanes, Leganés y la última, en la red de Carreteras del Estado para el Ministerio de Fomento. Y para este año ya tiene encargos de varias localidades españolas.

. “Aunque siempre pensé en la seguridad vial, es verdad que también resulta visualmente bonito, mejorando la estética urbana. Lo hemos hecho de tal modo que no molesta a los vecinos”, afirma el inventor

“Si logramos reducir los accidentes, nuestro objetivo estará cumplido”, concluye Azcona.

BAJO CONSUMO DE ELECTRICIDAD

El consumo de electricidad es muy bajo al ser lámparas led. Basta con conectarlo a una toma cercana, como la de una farola o a la red eléctrica de una fuente. Al estar enlazado al alumbrado público, se encienden y apagan a la vez, con la llegada de la noche y tienen un gran alcance de visibilidad para los conductores, sobre todo en invierno y en días con niebla

El sistema permite que se utilicen diversos colores y que se puedan cambiar tan solo con un mando a distancia. Permitiendo que muchos Ayuntamientos en ocasiones vinculen sus luces con los principales días Internacionales de enfermedades o temas sociales.

 

Enviado con sprai.io